Psicología Clínica

Psicología clínica para adultos, adolescentes y niños

Uno de los ámbitos de la psicología que trabajamos en A TEMPO es la Psicología Clínica y de la Salud, centrándonos en la Psicoterapia en adultos, Psicoterapia infantil y juvenil, Terapia familiar y Terapia de pareja. Dentro de las distintas áreas de intervención atendemos cada caso de forma individual para poder ofrecer la terapia que mejor se ajuste a cada caso concreto.

Muchas veces se confunde la Psicología Clínica con la psiquiatría porque suelen tener objetivos parecidos, no obstante, la psicología es una disciplina por extensión propia que tiene como objeto de estudio los procesos mentales, el sistema nervioso y la conducta humana a diferencia de la psiquiatría en la que su formación de base es el cuerpo humano y sus profesionales, al ser médicos, están autorizados para prescribir medicamentos. No obstante, en algunos casos se interviene de una manera multidisciplinar para mejorar el tratamiento y contribuir así al bienestar psicológico del paciente.

La Psicología Clínica y de la Salud es una ciencia compleja dada la amplitud de problemas y desórdenes que el individuo puede presentar y dado que se ocupa de ellos en cualquier edad y en cualquier momento de la vida de la persona. Su objetivo fundamental es tratar de aminorar o hacer desaparecer aquellas situaciones emocionales o físicas que causan sufrimiento y alejan a la persona del bienestar, es decir, sus profesionales intervienen sobre todo aquello que de una manera u otra no permite a la persona tener una vida plena, llena de bienestar y de salud tanto física como emocional.

Qué es la Psicología Clínica

La Psicología Clínica es una subdisciplina de la Psicología que estudia la personalidad del individuo y se encarga de aplicar los principios y técnicas para abordar los problemas emocionales o de conducta con los que acude un paciente a consulta con el fin de restaurar su equilibrio psicológico y eliminar su sufrimiento.

La Psicología Clínica es una integración de ciencia, práctica y teoría destinada al beneficio del individuo y que ayuda a entender, aliviar y prevenir cualquier desorden o mal ajuste psicológico. Para ello pone el foco en factores tan diversos como los aspectos emocionales, biológicos, sociales, conductuales, intelectuales, familiares y culturales en los que se circunscribe el paciente.

Los profesionales que se dedican a este ámbito de la psicología se han formado en diferentes escuelas: cognitiva, conductista, psicoanalista, gestalt, humanista, etc. Por tanto, la Psicología Clínica abarca un gran ámbito de enfoques donde cada experto aporta su visión a cada caso y se sirve de un modelo para su trabajo terapéutico. En este sentido, cada vez son más los psicólogos que deciden especializarse en diferentes enfoques o modelos psicoterapéuticos para poder ofrecer a los pacientes tratamientos más ajustados a sus necesidades.

En A TEMPO consideramos que ningún modelo es cierto en sí mismo pero que todos son útiles y válidos, por tanto, abogamos por un enfoque integrativo donde aunamos perspectivas, técnicas e intervenciones de diferentes corrientes psicológicas enriqueciendo de esta manera nuestro conocimiento y ampliando los recursos susceptibles de ofrecer a cada paciente.

Funciones del psicólogo clínico

Los psicólogos clínicos son los profesionales de la salud mental que se encargan de atender a las personas que sienten algún tipo de malestar psicológico. Su función es evaluar la situación emocional y conductual del paciente y realizar un diagnóstico de la misma, para posteriormente ofrecer una intervención personalizada mediante la psicoterapia.

Estrés, miedos, adicciones, dificultades para relacionarse, problemas familiares y afectivos, dependencia emocional, etc. son solo algunos de los problemas que trabajamos en nuestro gabinete.

La primera tarea por parte del psicólogo es la evaluación y se refiere a la recopilación de información relevante a nivel clínico a través de múltiples estrategias, tales como la entrevista con el paciente, entrevista con personas significativas principalmente en el caso de menores de edad (familia, profesores, etc.), informes de otros profesionales, cuestionarios y distintas pruebas proyectivas, observación de las conductas clínicamente relevantes en el contextos de la intervención terapéutica, entre otros.

La evaluación se realiza asumiendo que la conducta se explica teniendo en cuenta múltiples variables y que a través de una evaluación precisa se podrá identificar el origen, causas y la función del comportamiento del paciente en sus diversos contextos.

Una vez realizada la evaluación y diagnóstico, el psicólogo plantea unos objetivos de trabajo con el paciente. El tratamiento estará orientado a la consecución de los estos seleccionando la intervención más efectiva para el manejo de la problemática específica y facilitando, una vez resuelta dicha problemática, herramientas para mantener un funcionamiento saludable y adaptado del paciente en su desarrollo diario.

Desde A TEMPO, nuestra labor como psicólogos clínicos es tratar de ayudar al paciente a conocerse mejor, a entender a través del recorrido por su historia de vida las causas que están determinando su malestar actual, integrar experiencias pasadas que puedan estar generando bloqueos emocionales y determinando que aparezcan síntomas, y facilitar estrategias y herramientas de regulación emocional que permitan un mejor manejo y desenvolvimiento en su día a día. Todo ello, con la intención de promover la satisfacción, la adaptación y en términos generales la salud y bienestar personal.

Descubre todos los tratamientos de Psicología Clínica que te ofrecemos en A TEMPO, ponte en contacto con nosotros y te orientaremos para que recibas el más adecuado a tu problema. Más de 15 años de experiencia nos avalan ayudando a personas a mejorar su vida y sus relaciones.

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos