Qué son las alteraciones en el sueño

Los trastornos del sueño se han clasificado en los que se derivan del insomnio y los que por el contrario lo hacen de la somnolencia exagerada.

Tipos

Dentro de la extensa clasificación de problemas con el sueño, los más habituales en la población adulta son:

Insomnio:

Cuando tenemos una dificultad para dormir desde el principio de la noche o nos despertamos a lo largo de ésta, hablamos de insomnio.

¿Qué consecuencias tiene?

  • fatiga diurna
  • malestar general significativo
  • deterioro social, laboral o de otras áreas de la vida importantes para la persona que lo padece

Hipersomnia:

El síntoma principal es la somnolencia contínua y recurrente, lo que produce sueño nocturno prolongado o episodios de sueño diurno que tienen lugar casi diariamente.

La consecuencia más importante tiene que ver con las dificultades para mantener la vida social, laboral y personal ajustada a unos criterios de normalidad.

La somnolencia puede tener sus causas en:

  • Los turnos de trabajo alternos o con una jornada laboral muy prolongada.
  • Problemas depara mantener el sueño o iniciarlo que luego provocan somnolencia diurna
  • Dolor físico contínuo
  • Alteraciones en los niveles de azúcar, sodio y/o calcio en sangre
  • Tomar tomando medicamentos que provoquen sueño (tranquilizantes, somníferos, antihistamínicos)
  • Baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)
  • Algunos problemas como la apnea del sueño y la depresión pueden cursar con somnolencia.

Terrores nocturnos

Estos despertares nocturnos, ocurren de forma brusca e inesperada, y aparecen durante la primera parte del sueño. Normalmente se acompañan de un grito de angustia.

Van acompañados de:

  • Miedo
  • Taquicardia, respiración entrecortada y sudoración.
  • Durante los terrores nocturnos, la persona tiene dificultades para tranquilizarse incluso con la ayuda de otros.
  • No se recuerda con detalle el episodio de terror nocturno
  • Deterioro social y personal por falta de descanso.

Pesadillas

Las pesadillas son despertares repetidos durante la noche, en la segunda parte del sueño  normalmente o en las siestas diurnas. El tipo de sueño es terrorífico y prolongado, y a diferencia de los terrores nocturnos deja un recuerdo muy claro en el que hay amenazas para la supervivencia y se recupera el estado orientado y despierto rápidamente.

Tratamiento

La terapia se ha de adecuar a cada caso concreto y a cada tipo de problema en relación al sueño, pero fundamentalmente  consiste en:

  • Conocer las causas que hacen que aparezca el problema
  • Hacer hincapié en trabajar sobre ellas.
  • Cambios en los hábitos del sueño, alimentación y ejercicio físico que ayuden a regular el mismo
  • Trabajaremos con técnicas como la Relajación, el Mindfulness y la Reestructuración Cognitiva.