Qué es LGTB

Desde A TEMPO entendemos que se requiere una formación especializada para poder atender a las personas gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, porque sus vivencias implican a todos los niveles (individual y social) una serie de realidades concretas.

En nuestro trabajo terapéutico partimos de las circunstancias personales del paciente sin olvidar las circunstancias concretas de este colectivo:

  • Del desarrollo psicosexual y psicoafectivo de la persona homosexual o bisexual.
  • Las relaciones, los patrones de apego, la vinculación y relación con personas del mismo sexo se sustentan en vivencias distintas a las de las personas heterosexuales.
  • El desarrollo psicoafectivo están condicionadas por la orientación sexual.
  • Reconocimiento/rechazo familiar y social asociados a la orientación sexual.

Orientación sexual

La orientación sexual es una atracción emocional, romántica, sexual o afectiva duradera hacia otros. Es uno de los elementos de la sexualidad que además incluyen el sexo biológico, la identidad sexual y el rol social del sexo.

La orientación sexual no es un aspecto que se pueda determinar desde los extremos, puesto que se presenta en un abanico de posibilidades que van desde la heterosexualidad exclusiva hasta la homosexualidad exclusiva, y distintas formas de bisexualidad.

Distinguimos entre orientación sexual y conducta sexual. El primer término se refiere a los sentimientos y el segundo al comportamiento. Por tanto, la orientación sexual no es una elección, aunque sí se puede elegir actuar de acuerdo con los sentimientos.

Tratamiento psicológico

El tratamiento psicológico no se basa en el cambio de orientación sexual, puesto que ni la homosexualidad ni la bisexualidad son enfermedades, ni trastornos mentales ni problemas emocionales.

En A TEMPO trabajamos con personas homosexuales, bisexuales y transexuales que buscan ayuda psicológica con:

  • El proceso de la revelación de su orientación sexual
  • El desarrollo de estrategias para lidiar con el prejuicio
  • Los mismos motivos y problemas que conducen a las personas heterosexuales a nuestra consulta

Los dos primeros aspectos se concretan en una serie de circunstancias emocionales específicas:

  • culpa y vergüenza por lo que “debería o no ser”
  • autoestima y autoconceptos inadecuados. Las situaciones en las que han crecido y han sido cuestionados, criticados, hacen que la valoración sobre sí mismos, que lleva asociado un juicio de valor sea negativa, y por tanto el aprecio personal es del mismo modo, mínimo.

Que conllevan la posibilidad de que aparezcan:

  • estados depresivos
  • estados ansiosos
  • adicción al sexo
  • problemas de pareja
  • indefensión aprendida (“condición de un ser humano que ha “aprendido” a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y que no responde a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar la situación aversiva, evitando las circunstancias desagradables o mediante la obtención de recompensas positivas”).
  • homofobia interiorizada (“actitud hostil y el rechazo hacia otras personas homosexuales, la denigración de la propia homosexualidad como estilo de vida y la falta de voluntad para revelar a los demás la propia homosexualidad”)

En A TEMPO abordamos este conjunto de problemas psicoemocionales a partir del trabajo terapéutico integral y para ello dentro del tratamiento general utilizamos técnicas de probada eficacia como la reestructuración cognitiva, la desensibilización sistemática y el EMDR.