Qué son las adicciones

Las adicciones tienen que ver con la pérdida de control sobre la propia conducta. En los adolescentes se ha visto un aumento del riesgo a sufrir adicciones al móvil, a internet, los videojuegos o las drogas, especialmente debidos a los cambios sociales y culturales del momento que vivimos.  El desarrollo de su identidad además está muy ligado al grupo de iguales en esta etapa de la vidas y eso conlleva la posibilidad de querer sentirse parte del grupo con el posible riesgo a realizar conductas adictivas como el resto o por el lado contrario a sentirse diferente y buscar en la droga, internet o el móvil una salida a su soledad.

Síntomas comunes

  • Se siente una necesidad de continuar con la conducta adictiva.
  • Se siente que no se es capaz de esa conducta
  • Se hace todo lo posible por llevar a cabo esa conducta
  • Si no se puede llevar a cabo se siente un malestar que a veces está focalizado en ansiedad, irritabilidad, nerviosismo.
  • En ocasiones se es consciente de lo perjudicial de llevar a cabo la conducta adictiva pero se siente uno incapaz de no ponerla en marcha

 

¿En casa cómo lo podemos ver?

  • La regulación de horarios se pierde. Se duerme tarde, está hasta altas horas de la noche enganchado al móvil con sus amigos, le cuesta organizar una rutina que no esté alrededor del móvil, ordenador, tablet.
  • Se ha vuelto irresponsable, deja deberes diarios de lado, tanto los de casa como en los estudios
  • Ante la posibilidad de no acceder al ordenador o el móvil se sienten muy nerviosos, enfadados, desregulados
  • Respecto a la adicción a drogas, lo más significativo es que se aíslan socialmente salvo de los grupos de amigos que comparten su adicción. En cuanto a su estado emocional, normalmente se muestran apáticos o nerviosos, depende en gran medida de la sustancia a la que esté “enganchado”.

Tratamiento

Con las adicciones el riesgo es que además de sufrir este problema, pueden derivarse determinados trastornos que complican la salud del paciente.

  • Físicos: del sistema neurológico, sistema nervioso, respiratorio, muscular.
  • Psicológicos: depresión, ansiedad, agresividad, trastornos psicóticos y paranoides
  • Sociales: aislamiento social, alejamiento de actividades saludables, deterioro de relaciones familiares, fracaso escolar.

La terapia que ha resultado más eficaz hasta el momento con niños y adolescentes en relación a las adicciones, combina distintos modelos psicoterapéuticos que se concretan en técnicas como EMDR, coaching personal, control de impulsos y emocional.