Qué son los problemas de comportamiento

Los problemas de comportamiento pueden desembocar en trastornos de conducta y comportamiento que terminen siendo un problema relacionado con la agresividad como modelo de vida, por eso acudir a un profesional de la psicología ayuda a la hora de dar alternativas al niño y adolescente en su comportamiento.

Tipos

Trastorno negativista desafiante

La base del problema es un patrón de enfado/ irritabilidad, discusiones/actitud desafiante o vengativa, no sólo en el entorno familiar cercano. Sus características son:

  • Enfado/irritabilidad
    • A menudo pierde la calma.
    • A menudo está susceptible o se molesta con facilidad.
    • A menudo está enfadado y resentido.
  • Discusiones/actitud desafiante
    • Discute a menudo con los adultos.
    • A menudo desafía o rechaza las peticiones de los adultos y las normas.
    • A menudo molesta a los demás a propósito.
    • A menudo culpa a otros de sus errores o de su comportamiento.
  • Vengativo
    • Tiene una actitud vengativa o especialmente rencorosa ante situaciones de la vida cotidiana
    • El comportamiento del niño o adolescente favorece el malestar de él mismo y de su entorno y ello influye directamente en las áreas social, educativa, profesional u otras importantes de su vida.

Trastorno explosivo intermitente

Los problemas se caracterizan por los arrebatos recurrentes en el comportamiento que reflejan una falta de control de los impulsos de agresividad.

  • Agresión verbal o agresión física contra otras personas o entorno.
  • La magnitud de la agresividad es bastante desproporcionada con respecto a la provocación o cualquier factor que lo desencadene.
  • Los arrebatos agresivos recurrentes son impulsivos no premeditados
  • Los arrebatos agresivos recurrentes provocan malestar personal, alteran su rendimiento escolar o laboral y sus relaciones interpersonales, y pueden llegar a tener consecuencias económicas o legales.

Trastorno de la conducta

Los niños o adolescentes  tienen un comportamiento caracterizado por no respetar los derechos básicos de otros, las normas o reglas sociales. Podemos encontrarnos con estas situaciones:

  • Acosa, amenaza o intimada a otros
  • A menudo inicia peleas.
  • Ha usado un arma que puede provocar serios daños a otros
  • Ha ejercido la crueldad física contra personas.
  • Ha ejercido la crueldad física contra animales.
  • Ha robado enfrentándose a una víctima
  • A menudo miente para obtener objetos o favores, o para evitar obligaciones
  • Ha robado objetos de valor sin enfrentarse a la víctima
  • A menudo falta en la escuela

Tratamiento

La terapia psicológica ha de ser un tratamiento global que trate aspectos actuales y previos de la situación del niño o adolescente. Se han de trabajar tanto aspectos emocionales como del comportamiento y para ello el trabajo cooperativo con la familia es fundamental.

La terapia integradora utiliza técnicas de desbloqueo de emociones como EMDR y EFT además de otras basadas en el control de impulsos y resolución de conflictos y la propuesta de un proyecto de cara al presente y al futuro.