Qué es la terapia familiar

La terapia familiar tiene como objetivo de tratar trastornos emocionales de algún miembro de la familia, mejorar la comunicación y resolver conflictos que estén interfiriendo en el bienestar familiar.

En A TEMPO, trabajamos con terapia familiar como método de tratamiento de los desórdenes emocionales. Su ámbito de intervención no es el paciente individual aislado sino la familia vista como un todo orgánico. Su objetivo no es sólo eliminar síntomas o adecuar personalidades al ambiente en que deben actuar sino más bien crear una nueva manera de vivir satisfactoria para el conjunto familiar. La relación tiene como propósito los cambios en el sistema familiar de interacción, no el de cada uno de sus individuos. Los cambios individuales son secundarios al cambio en el sistema familiar

En A TEMPO tratamos a la familia en sesiones a las que asisten todos los miembros, centrándose en los patrones de interacción y en la estructura y dinámica del sistema. El terapeuta a su vez puede elegir diversas modalidades en función de las características familiares: 1. Sesiones con toda la familia 2. Sesiones con la pareja 3. Sesiones padres-hijos. 4. Sesiones individuales (en las cuales el objetivo sigue siendo el cambio en el sistema familiar).

En las sesiones de terapia familiar, los miembros que acudan adquirirán diferentes habilidades que les ayudarán a profundizar en sus relaciones familiares. Gracias a una serie de recursos aportados por las especialistas, los integrantes de la familia comenzarán a comunicarse y expresar emociones, todo dentro de un ambiente relajado y seguro. Lo importante es que cada uno entienda las posturas de los otros y sus necesidades para poder comenzar a hacer cambios y construir relaciones de bienestar familiar.

Para qué sirve la Terapia Familiar

El objetivo de acudir a una terapia familiar es mejorar las relaciones entre los miembros de la familia. Los objetivos específicos van a estar en relación directa con los problemas identificados tanto por la familia como por el terapeuta.

Existen varias áreas de tratamiento general en la terapia familiar:

  • Cambios en el área de la salud: enfermedades, daños o lesiones permanentes, muertes.
  • Cambios en el área económica: pérdida de empleo, pérdidas económicas severas, etc.
  • Cambios en el área social: cambios de domicilio, problemas de transculturación, etc.
  • Cambios a nivel individual como a nivel del ciclo vital de la familia: niñez, adolescencia, edad adulta, vejez.
  • La terapia familiar se puede aplicar a una amplia gama de desórdenes de conducta, desde adolescentes con problemas de agresividad/pasividad hasta problemas de pareja que influyen directamente en la familia al completo.

Qué lograrás con la Terapia Familiar

En A TEMPO hemos podido comprobar como la terapia familiar puede ser efectiva tanto como tratamiento único en situaciones familiares de malestar emocional como en co-terapia en casos con graves patologías.

Además, la terapia familiar puede ayudar a familias que tienen un funcionamiento correcto a mejorar y resolver algunos aspectos y conflictos que no alteran substancialmente el día a día pero que pueden ayudar a conocer mejor las dinámicas familiares y enriquecer a toda la familia con herramientas que les permita afrontar en buenas condiciones situaciones adversas.

A través de la terapia familiar en A TEMPO conseguirás mejorar la comunicación familiar, facilitar la expresión y comprensión de emociones propias y de los otros miembros de la familia, afrontarás conflictos y resolverás problemas, y todo ello fundamentalmente para conseguir la mejora de la convivencia familiar.

Si aún te quedan dudas por resolver sobre cómo funcionan la terapia familiar o quieres que hablemos sobre tu situación familiar, ponte en contacto con A TEMPO Psicología y valoraremos juntos de qué manera podemos ayudarte. Siempre desde el máximo respeto y con toda la profesionalidad que nos representa, para que tu familia consiga el bienestar que necesita.

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos