Qué es la terapia de pareja

Los estudios más recientes evidencian que los componentes de la intimidad, pasión y compromiso juegan un papel clave en el amor, por encima de otros atributos. En primer lugar, muchos de los restantes aspectos del amor demuestran, al examinarlos detenidamente, ser parte o manifestación de estos tres componentes. La comunicación, por ejemplo, es un pilar fundamental de la intimidad, así como la preocupación o la compasión. Ese amor del que tanto habla la literatura científica y la no científica es la que se siente que se ha roto y por la que se acude a terapia de pareja.

El objetivo del terapeuta, una vez que se ha hecho cargo de las dificultades de la pareja, es ofrecerles su disposición a prestarles la ayuda necesaria para clarificar la relación que mantienen entre ellos, de forma que sea, a la luz de la comprensión de los conflictos existentes entre ambos, lo que les ayude a tomar, de la manera más sana posible, la decisión de continuar unidos o la de separarse.

La terapia de pareja trata de una evaluación sobre las condiciones de pareja, lo que ha llevado al estado actual de conflicto y por consiguiente al peligro de desintegración. Ahora bien, descubrir las causas de los conflictos no quiere decir que las partes seguirán unidas ni que ese sea el pasaporte general para una pareja feliz.

Es fundamental, por tanto, que en la terapia de pareja, el terapeuta aclare desde el comienzo que la psicoterapia tendrá como objetivo terapéutico específico y central aclarar y modificar los conflictos y dificultades que cada miembro tiene para formar y mantener una pareja sana. Que la psicoterapia no se propone mantener o disolver la pareja que ellos forman.

En qué consiste la terapia de pareja

La pareja es uno de los vínculos más importantes y significativos que establecemos los jóvenes y adultos. El objetivo por tanto del tratamiento de pareja es la relación.  Se trata entonces de abordar la relación que existe la pareja.

En toda relación que se consolida pueden darse desencuentros fruto de la convivencia y la cotidianidad donde los sentimientos, pensamientos, actitudes, conductas, expectativas y deseos de cada uno pueden erosionar gravemente una relación. Según lo que uno y otro ponen, da como resultado ese tipo concreto de relación que ambos padecen y les hace sufrir. Los miembros de la pareja acuden a A TEMPO como personas que sufren en su relación siendo lo que está perturbado el vínculo existente entre ellos.

La terapia de pareja estudia el pasado, presente y futuro del vínculo, observando y descubriendo cómo se interrelacionan entre sí, cómo interactúan entre ellos, cómo cada uno colabora de forma dinámica y constante para que las cosas entre ellos sean como son.

Las perturbaciones en una relación están sujetas a una interacción por la cual la conducta de cada uno afecta y es afectada por la conducta del otro y esto, a su vez, afecta la relación total… La relación modifica a cada uno de sus miembros y esta modificación influye, a su vez, en la interacción y en la relación misma. Es así que surge constantemente una nueva organización que crea nuevas modalidades. Igual que las personas, la pareja también se debe ser considerada como una entidad en constante evolución en un proceso de cambio dinámico interaccional.

En A TEMPO les ayudamos a que puedan ver y entender qué es lo que realmente les une y en qué medida ello está al servicio de una buena o mala relación entre ambos; que puedan comprender sus conflictos a la luz de la relación interpersonal que entre ellos mantienen y encontrar la solución a los aspectos afectivos, personales y sexuales que puedan estar dificultando una sana evolución como pareja.

La comprensión de lo que les dificulta, perturba o incapacita en este sentido, es lo que puede promover cambios positivos, arrancándoles de la repetición ciega y constante de los mismos esquemas que les aprisionan, y posibilitándoles así una nueva relación más saludable, feliz.

Cuándo acudir a una terapia de pareja

La pareja que se ha decidido a acudir a un terapeuta buscando ayuda, lo hace porque tiene dificultades en su relación y sufre por ello. “Esto es insoportable”, suelen expresar. Lo que les empuja a venir es el deseo de aminorar el sufrimiento y mejorar la relación entre ellos.

Buscan la ayuda del profesional al descubrir que ambos no son capaces de poner remedio y la ayuda de amigos u otras personas, a las que han podido o puedan recurrir, no la consideran suficiente.

El sufrimiento constante que lleva consigo una mala relación con la persona con la que habían decidido compartir su vida (a la que posiblemente siguen queriendo) y la convicción de que ellos dos no pueden hacer otra cosa que repetir los mismos errores es lo que les motiva a buscar este tipo de ayuda. En A TEMPO somos especialistas en terapia de pareja y por ello, tratamos a sus miembros con el respeto y la profesionalidad que se merecen.

¿Necesitas ayuda? Te escuchamos