Qué es la dificultad de aprendizaje

Los trastornos de aprendizaje se definen como una dificultad inesperada, específica y persistente para la adquisición de un aprendizaje pese a una instrucción convencional, nivel de inteligencia y oportunidades socioculturales adecuadas. En muchas ocasiones interfieren en el aprendizaje de habilidades académicas y/o sociales y a menudo coexisten con problemas de conducta, de estado de ánimo y/o de ansiedad.

Las dificultades en el aprendizaje, si no son detectados a tiempo, no se diagnostican de manera correcta y no son tratados de forma efectiva exponen al niño a repetidas experiencias fallidas, pueden reducir la motivación por el aprendizaje y favorecer la aparición de problemas asociados que afectan la autoestima y el bienestar emocional del niño. El niño puede mostrar signos de tristeza, frustración o decepción con los consiguientes posibles problemas de comportamiento.

Tipos de trastorno del aprendizaje

Según la APA (Asociación Americana de Psiquiatría) los trastornos de aprendizaje presentan los siguientes rasgos:

  1. Dificultad en el aprendizaje y en la utilización de las aptitudes académicas, evidenciado por la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas que han persistido por lo menos durante 6 meses, a pesar de intervenciones dirigidas a estas dificultades:
    1. Lectura de palabras imprecisa o lenta y con esfuerzo
    2. Dificultad para comprender el significado de lo que lee
    3. Dificultades ortográficas
    4. Dificultades con la expresión escrita
    5. Dificultades para dominar el sentido numérico, los datos numéricos o el cálculo
    6. Dificultades con el razonamiento matemático
  2. Las aptitudes académicas afectadas están sustancialmente y en grado cuantificable por debajo de lo esperado para la edad cronológica del individuo, e interfieren significativamente con el rendimiento académico o laboral, o con actividades de la vida cotidiana, que se confirman con medidas (pruebas) estandarizadas administradas individualmente y una evaluación clínica integral. En individuos de 17 y más años, la historia documentada de las dificultades del aprendizaje se puede sustituir por la evaluación estandarizada.
  3. Las dificultades de aprendizaje comienzan en la edad escolar pero pueden no manifestarse totalmente hasta que las demandas de las aptitudes académicas afectadas superan las capacidades limitadas del individuo.
  4. Las dificultades de aprendizaje no se explican mejor por discapacidades intelectuales, trastornos visuales o auditivos no corregidos, otros trastornos mentales o neurológicos, adversidad psicosocial, falta de dominio en el lenguaje de instrucción académica o directrices educativas inadecuadas.

Para diagnosticar un trastorno del aprendizaje se han de cumplir los cuatro criterios diagnósticos basándose en una síntesis clínica de la historia del individuo (del desarrollo, médica, familiar, educativa), informes escolares y evaluación psicoeducativa.

 

Dislexia- TRASTORNO ESPECÍFICO DEL APRENDIZAJE CON DIFICULTAD EN LA LECTURA

La dislexia o trastorno especifico del aprendizaje de la lectura, atiende a una dificultad inesperada para adquirir la lectura que presentan algunos niños con inteligencia, motivación y escolarización adecuada.

El tratamiento de la dislexia requiere un proceso de reeducación con técnicas específicas individualizadas, con el fin de adquirir la capacidad de interpretar, de forma casi automática, los símbolos gráficos habituales usados en la lectura y la escritura. Este tratamiento debe empezar lo antes posible, evitando así la posterior aparición de problemas más graves y garantizando el éxito de adquisiciones más complejas.

DISCALCULIA- TRASTORNO ESPECÍFICO DEL APRENDIZAJE CON DIFICULTAD MATEMÁTICA 

La discalculia o dificultad en el aprendizaje de las matemáticas, es un trastorno específico del aprendizaje con dificultad matemática y atiende a una dificultad permanente para aprender o comprender los conceptos numéricos, principios de conteo o aritmética.

TRASTORNO ESPECIFICO DEL APRENDIZAJE CON DIFICULTAD EN LA EXPRESIÓN ESCRITA

Se refiere a las dificultades para no llevar a cabo una precisión en el deletreo, en la gramática y en la puntuación, claridad u organización en la expresión escrita.

En A TEMPO recogeremos a través de la historia clínica, cómo ha sido el desarrollo y la conducta del niño desde el embarazo hasta la actualidad. Por otro lado, mediante la exploración clínica y la recogida de información sobre los procesos de aprendizaje valoraremos las capacidades actuales que presenta tanto a nivel académico como neuropsicológico.

Intervención psicológica y educativa

En A TEMPO apostamos por una detección temprana y una intervención adecuada a las necesidades de cada niño. Para ello, realizamos un diagnóstico detallado para valorar:

  • Si el Trastorno específico del Aprendizaje se refiere a las dificultades en la lectura, o en la expresión escrita o en el cálculo matemático.
  • El grado de dificultad: que puede ser leve, moderada o grave en función de los apoyos que necesite el niño y sus dificultades de aprendizaje

 

El tratamiento psicoeducativo eficaz de los trastornos del aprendizaje abarca diferentes aspectos:

  • Asesoramiento a la familia. Acompañamos a la familia ofreciéndole pautas y herramientas encaminadas a la mejora de las dificultades del niño y del clima familiar.
  • Intervenciones psicopedagógicas al niño para mejorar su rendimiento y adaptación escolar, mediante la enseñanza de actitudes y estrategias de estudio basadas en las fortalezas de cada niño.
  • Trabajo coordinado con la escuela y con otros profesionales que estén atendiendo al menor para dar respuesta común a sus necesidades.
  • Tratamiento psicológico. Atendiendo a los problemas emocionales, sociales o familiares.

El objetivo de la intervención psicopedagógica que llevamos a cabo en A TEMPO es que los niños que presentan una dificultad en estas áreas puedan superar o aprender a compensar los problemas de aprendizaje a los que se enfrentan.